¿Qué hacer contra la «asesina ignorancia»?.- Por Ernesto Acero.

Mensaje del gobernador Echevarría

 

¿Qué hacer contra la

“asesina ignorancia”?

 

“En varias comedias se plantea la cuestión de la mentira: ¿hasta qué punto el mentiroso de veras miente, de veras se propone engañar?; ¿no es él la primera víctima de sus engaños y no es a sí mismo a quien engaña? El mentiroso se miente a sí mismo: tiene miedo de sí”

Octavio Paz

 

ESCRIBE: ERNESTO ACERO C.

 

AED: TEORÍAS CONSPIRATORIAS

Más que molesto, preocupado y mostrando pena ajena se manifestó el gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría García el pasado sábado 27 de junio (2020). La razón de las duras expresiones del mandatario nayarita, es la dispersión de “tontas teorías conspiratorias que solo propagan la ignorancia, una asesina ignorancia”.

Lo que el gobernante denomina “teorías”, otros las definen como “simples” chismes, bulos o fake news. La descripción más precisa la hace el vocablo “chisme”. El chisme es una “noticia que pretende indisponer”, esto es, que priva “de la disposición conveniente”, o quita “la preparación necesaria para algo”.

Algunos de esos chismes han sido desmentidos por la Organización Mundial de la Salud. Entre otros, se ha referido a “fake news” como que exponerse al sol o a temperaturas superiores a los 25 grados centígrados previene la enfermedad por coronavirus. La misma institución ha dejado en claro que el hecho de poder contener la respiración durante diez segundos o más sin toser o sentir molestias no significa que no tenga la enfermedad por coronavirus (COVID-19) o cualquier otra enfermedad pulmonar. Otra mentira que suele circular, consiste en asegurar que el frío y la nieve supuestamente pueden matar el nuevo coronavirus.

La OMS ha desmentido algunas falsedades que se presentan como verdades, como las que ya se han mencionado (y que se citan sin entrecomillado, aunque se reproducen textualmente de la página web de la OMS). Otras mentiras son de mayor calado, pues implica negar la existencia del virus y por tanto de la pandemia que azota al mundo. Otras mentiras, por el trasfondo político que las alimenta, circulan sin que las autoridades de ningún lugar hayan podido hacer algo contra las mismas.

Algunas de las mentiras que el gobernador de Nayarit califica como fuente de “una asesina ignorancia”, constituyen lo que sin duda puede denominarse bazofia moral. Es criminal la mentira que niega la existencia del virus que ya ha cobrado la vida de cientos de miles de personas y que ha infectado a millones en todo el mundo.

Negar la existencia del virus es una mentira criminal. Mentira criminal que sin duda alguna alimenta chismes criminales. La negación de un problema de salud como en este caso, lleva a que quienes tragan esas ruedas de molino, bajen la guardia y no solamente enferman ellos, sino que enferman a otros.

BIENVENIDOS A LA PESADILLA

No es esta la primera vez que circulan por el mundo mentiras criminales. Ya había ocurrido lo mismo en el caso del VIH-SIDA en los ochentas, en donde se llegó a decir que eso era un invento de la CIA para asustar a la humanidad.

Antes, en los setentas ya había circulado otra mentira, consistente en asegurar que el hombre no había llegado a la luna, lo que hizo sin duda menos daño pero preparó el terreno para lo que ahora vemos multiplicarse exponencialmente.

De los cientos o miles de mentiras que se dicen sobre la pandemia mundial, una destaca por la temeridad con la que se ha expandido: que el COVID no existe. Sobre esto han atribuido falsamente la autoría de un “artículo” a Noam Chomsky (Víctor Flores Olea sostiene que “… algún pillo de las letras y del análisis publicó el viernes 20 de abril un “falso” Chomsky tratando de robar al gran intelectual que es Chomsky nombre y prestigio, no mal hecho el “falso”, tomando algunas ideas que pudo expresar en el pasado el académico e intelectual” –https://www.jornada.com.mx/ultimas/mundo/2020/03/23/verdades-y-mentiras-en-el-coronavirus-victor-flores-olea-3579.html–). Esta es quizá la mentira más criminal a la que se refiere y fustiga el Gobernador de Nayarit Echevarría García. El virus existe y está cobrando vidas en cifras que deberían preocupar en serio.

RESPUESTA ANTE UN ALUD DE MENTIRAS

Frente al alud de mentiras, bulos, chismes y demás basura producida, el gobierno del estado ha optado por insistir en la serie de medidas que se deben asumir como parte de la vida cotidiana. La primera y más importante: salir de casa solamente en caso necesario. Usar mascarilla, lavarse las manos con agua y jabón continuamente y a fondo, mantener la distancia mínima de metro y medio entre personas, no tener contacto físico al saludar, entre otras, son las recomendaciones que hace la OMS y que ha adoptado como propias el gobierno estatal.

A estas alturas, conviene que el gobierno insista a las personas para que se alejen también de las mentiras criminales que se difunden por diferentes medios. ¿Cómo lograr que la gente se aleje de los chismes que se le acercan?: ateniéndose solamente a las recomendaciones que hacen las autoridades competentes en el caso.

Hoy más que nunca, se hace necesario reforzar el uso de medios de comunicación serios, profesionales y por tanto responsables. De manera destacada los programas de noticias en radio y televisión con sólida reputación, sin duda deben ser medios por los que se responda a las dudas de la población y por los que se difundan las medidas sanitarias que recomiendan las autoridades.

El grave problema de salud por el que atraviesa el mundo, el país y en particular el estado de Nayarit, tendrá serias consecuencias en varios órdenes: en lo económico, en lo educativo, en lo social y sin duda en la esfera política. Esos efectos de la pandemia ya se resienten de diversas maneras en todos esos planos de la vida social. Lo que viene es más grave de lo que suponen algunos, por lo que es necesario asumir con toda responsabilidad la existencia de ese mal.

El virus del chisme es tan peligroso como el del COVID-19. Frente a la ola de desinformación, lo que procede es un alud de información que se convierta en barrera infranqueable para las turbas de chismosos (“chismoso” es el que difunde chismes). La información clara, contundente y en diferentes planos y lenguajes es la mejor vacuna contra los chismes.

Las personas desean conservar su salud y mejorarla, por razones puramente naturales. Darle las reglas básicas a las personas para que no pongan en riesgo su vida y la de los demás, es fundamental. Eso significa que ni siquiera se necesita desviar energía para embestir chismes o chismosos. A la gente solamente se le debe decir cómo y que puede hacer y que no debe hacer de ninguna manera. A las empresas se les debe decir cómo y que pueden hacer y que no deben hacer de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia.

Quizá, como último recurso ante los más refractarios a sujetarse a disposiciones oficiales, será necesario y procederá la sanción dura y pura. Si se sanciona severamente a las personas por conducir un auto sin colocarse el cinturón de seguridad o por hacer uso de aparatos celulares, con mayor razón proceden las sanciones si lo que se pone en riesgo es la vida de todos los demás.

EL CHISME NO ES DERECHO HUMANO

En este, como en otros casos, los chismes ponen en riesgo la vida de las personas. El chisme también tiene un costo para el gobierno, para la sociedad, para todo mundo. Difundir chismes, fake news, al menos en este caso, es criminal. Difundir chismes no es parte de los derechos humanos reconocidos en el sexto y séptimo constitucionales.

Existe un valladar constitucional contra los chismes. El artículo sexto de nuestra Constitución Federal, dispone que “La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, la vida privada o los derechos de terceros, provoque algún delito, o perturbe el orden público”. Se trata del límite al que alude también el artículo séptimo de la Ley Fundamental.

Compartir

Comentarios

Comentarios

Buscar nota por fecha

julio 2022
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031