Cuestión – La batalla contra la pandemia…

Cuestión

La batalla contra la pandemia…

Marco Vinicio Jaime

 

“La naturaleza es una asesina múltiple. No hay nadie mejor. Más creativo. Pero como buena asesina no resiste querer que la atrapen. ¿De qué sirven los crímenes geniales sin el reconocimiento? Así que deja… migajas. La parte dura, por la que uno estudia es para ver las migajas como pistas. A veces lo que pensabas que era el aspecto más brutal del virus resulta ser la grieta en su armadura. Y le encanta disfrazar sus debilidades como puntos fuertes.»

-Max Brooks (Guerra Mundial Z).

 

 

De la ciudad de Wuhan, Capital de la provincia de Hubei, China Central, se esparció rápidamente el pasado primero de diciembre del 2019, un poderoso mal; una rara afección viral que comenzó a sembrar muerte y desolación en el mundo: agresivo agente microbiano que inflige daños terribles al sistema respiratorio, analizado y clasificado en su momento como coronavirus (Covid-19), que hasta ahora, según los últimos reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), rebasa la docena de miles de muertos en el mundo, y dos centenas de miles de infectados, y en países como Italia, el promedio de decesos por día asciende a 790.

 

La pandemia, llegó a México el último día del mes de febrero, registrándose los primeros infectados, y tan solo 23 días más tarde, de acuerdo a la Secretaría de Salud del Gobierno Federal, 4 muertos, 367 casos confirmados, 826 sospechosos, y mil 865 que tras la prueba médica respectiva, dieron negativo.

 

Pese a que la respuesta del Presidente Andrés Manuel López Obrador, según no pocas voces, no se ha dado acorde a la celeridad ni la fuerza que exige la letalidad de la peste -empezando por su propia reacción hasta cierto punto de incredulidad a las medidas de higiene y del resto de la fase 1- : infraestructura hospitalaria, equipo, material, medicamentos y personal, con suficiencia y calidad no solo para diagnosticar, sino para combatir hasta donde es posible, además de la coordinación estratégica y comunicacional intra muros y con los diferentes órdenes de gobierno en las entidades federativas, vale destacar que su arribo al campo de batalla, se dio con una confianza absoluta, con su propio ritmo, tiempo y reconocimiento de la situación, de ahí que varias entidades hayan estructurado su propio plan de acción y de blindaje de sus gobernados, siendo que faltan muy pocos días para que, según los estudios y parámetros elaborados a partir de la evolución del mal en otros países, el punto más álgido del virus se haga presente con una cantidad significativamente elevada de infectados, y hasta de muertos. Por ello, se espera en la inmediatez de lo posible, un cambio sustantivo que logre entonces que, con ese peculiar “aplomo” de la federación, se emprenda la unificación de fondo, a efecto de coordinar y eslabonar transversalmente lo mismo apoyo en equipo e insumos, que líneas de comunicación eficaz por su interacción ininterrumpida con cada entidad federativa, logrando un solo frente de defensa y la protección de la vida de los mexicanos, tras mandar un claro mensaje de fuerza, de cohesión y de poder, que hará lo necesario por la consumación del cometido.

 

Mientras tanto, se consume o no en el corto plazo lo anterior, cada Estado enfrenta su propia batalla, y Nayarit inició la suya, y que bueno que por hoy haya pactado con senadores, diputados federales, diputados locales, líderes de partidos, un frente en común para atender la problemática, puesto que está claro que, únicamente en la sinergia inteligente, de la coordinación estratégica, de la responsabilidad transversal del gobierno a intramuros -comunicando y siendo comunicado eficazmente- y a extramuros, la sincronización toral de la información y la interacción oportuna, veraz, en tiempo, forma, lugar y oportunidad, que suma, atiende y entiende el tiempo y las circunstancias, se podrá salir avante con el menor de los daños colaterales posibles, además que tal frente debidamente estructurado y en óptimo funcionamiento, será garante para “la mejor interconexión con las ideas y conceptos de la gente, a efecto de conducirle por las vías mejores de principio a fin: ejecutando, verificando avances, optimizando y evaluando resultados”, según lo expuesto en el reciente análisis de la periodista y analista radiofónica Lily Cayeros.  ¿Será este parteaguas pues, histórico en función de la unión que logre consumar de cara al pico de la peste y la posterior reedificación sanitaria, política, social, económica, laboral, y productiva, o por la debacle irreversible que postre al Estado en una espiral sin control en el corto, mediano o a largo plazo? Atentos entonces, estaremos.

Compartir

Comentarios

Comentarios

Buscar nota por fecha

marzo 2020
L M X J V S D
« Feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031