Con precaución – Una consulta nacional femenina sobre el aborto.

CON PRECAUCIÓN

Por Sergio Mejía Cano

Una consulta nacional femenina sobre el aborto

 

La reciente legalización del aborto en Argentina, desde luego que tuvo que despertar de nuevo la polémica en nuestro país, por lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se refirió al tema en una de sus conferencias de prensa matutinas; pero sin enredarse en cuál es su posición al respecto, pues de nueva cuenta salió con el recurso de que deberá ser mediante una consulta a nivel nacional, pero principalmente a las mujeres.

Obviamente que convendría saber cuál es la postura personal de AMLO sobre el aborto; aunque lo más probable podría ser que estuviera a favor; pero quién sabe, sobre todo porque posiblemente haya tocado el tema con su señora esposa que en sí, se dice que es una mujer culta y de amplio criterio debido a su preparación académica, y qué mejor que oír hablar de este tema a una mujer que, desde luego, podría saber más sobre el aborto que cualquier varón.

En una encuesta ente la mayoría de las mujeres de la familia, hubo de todo tipo de razonamientos, en el entendido de que cada cabeza es un mundo; sin embargo, no faltó uno que otro hombre del ámbito familiar que terciara sobre el asunto en cuestión; incluso hubo un varón que cuestionó a varias de las mujeres que mostraban beneplácito por la legalización del aborto en Argentina, criticando a estas mujeres porque era un asunto de una nación extranjera; pero una de las mujeres criticadas, le dijo a este varón que si no estaba enterado de que en la Ciudad de México y otras entidades del país ya era legal el aborto desde hacía algunos años y, que antes, al igual que en Argentina, se permitía el aborto en circunstancias especiales como ser la concepción producto de una violación o por estar en peligro la vida de la mujer embarazada; pero que ahora en Argentina, se permitiría el aborto por simple petición y hasta con 14 semanas de embarazo y no como en la capital de nuestra República, que es permitido hasta las 12 semanas.

Es entendible que en nuestro país haya mucho rechazo a la legalización del aborto, debido a nuestras creencias religiosas que no permiten tomar en cuenta que, así se considere un pecado abortar, y así en algunos estados de la República Mexicana siga estando penalizado, abortos ha habido desde que el mundo es mundo, ya sea espontáneos o inducidos, y que abortos habrá y seguirá habiendo mientras haya vida en este planeta. Así que mejor que si de todos modos tiene que haber abortos, pues qué mejor que los haya con las mejores medidas de higiene y seguridad en clínicas especializadas, y no en oscuros cuartos de vecindad o en infames casas de alguna colona perdida en la periferia de cualquier ciudad. Así que si a pesar de estar prohibidos los abortos, de todos modos habrá infinidad de mujeres recurriendo a esta opción, pues mejor que sea con asistencia médica y no nada más de comadronas que se presten a esta triste práctica.

Y a propósito de creencias, estuvo bien AMLO al decir que esto del aborto se le debería de preguntar principalmente a las mujeres mediante una consulta y que sean ellas mismas las que decidan si se legaliza en nuestro país el aborto o no; y que no sea una decisión de “arriba”. Porque si bien estamos en una democracia representativa, ha quedado claro que nuestros representantes populares jamás toman en cuenta lo que piensan sus representados, sino que deciden mediante una  línea que se les dicta desde las cúpulas de sus partidos políticos o el gobernante en turno al que consideran como un soberano y que su voz es ley; y además, porque está plenamente comprobado que, en la mayoría de las decisiones de los políticos, por lo regular anteponen sus propias creencias que, a fin de cuentas son solo eso: creencias, que bien podrían chocar enormemente con lo que piensa la mayoría o todos los que dice representar ante el Congreso de la Unión.

En la nota periodística que informa en la mayoría de los medios de comunicación sobre la reciente legalización del aborto en Argentina, se dice también que está permitida la objeción de conciencia de los médicos, por lo que no se les obliga a la práctica de los abortos si sus creencias no lo permiten; sin embargo, se supone que los médicos están más cerca de la ciencia que el común de los mortales, por lo que deberían de entender que sus creencias no son afines con la ciencia que está más a favor de que los abortos deben de ser atendidos con todas las medidas de seguridad e higiene y no con métodos fuera de toda norma que no existan como en una clínica especializada.

Sea pues. Vale.

Compartir

Comentarios

Comentarios

Buscar nota por fecha

julio 2022
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031