Con precaución – Taxistas que cobran una tarifa aún no autorizada.

CON PRECAUCIÓN

Por Sergio Mejía Cano

Taxistas que cobran una tarifa aún no autorizada

 

Desde luego que cada quien toma una nota, una información o un aviso según le convenga, como ahora que recientemente el director de Tránsito del Estado de Nayarit, Luis Alonso Tahuahua anunció que se regularán las tarifas para el servicio de taxis, de inmediato algunos conductores de este servicio le tomaron la palabra y subieron el cobro por dejada aduciendo que el cobro mínimo ahora era de $40.00 pesos.

Y obviamente los usuarios a protestar ante la impotencia de prácticamente lo tomas o lo dejas; y si bien el señor Tahuahua ha salido a decir que aún no se autoriza ningún aumento a dichas tarifas y que si alguien tiene una queja de inmediato lo reporte con “pruebas” que acrediten la queja como una foto del taxi o las placas. Claro que para una persona joven esto no tendría ningún problema a menos que estuviera discapacitado, pero para una persona con juventud física plena que le pueda hacer frente a un airado taxista que se moleste porque le toman fotos a su taxi o placas no habría lío; pero para cualquier adulto de la tercera edad o más, ¿cómo le podría hacer frente a la posible belicosidad de un taxista que está cobrando de más?

Ahora ya no tienen el pretexto los taxistas de que la gasolina ha aumentado considerablemente y que ya no les sale cobrar barato; y además, muchos de ellos siguen sin tomar en cuenta la competencia de la aplicación de UBER que, en sí, en cierta forma si vino a afectar al servicio de taxis tradicionales; sin embargo, y como siempre sucede, a muchos taxistas esto los tiene sin cuidado pues aprovechan la poca vigilancia y atención que se le hacen a las quejas ciudadanas y por lo mismo cada que pueden encajan la uña con los usuarios que se ven en la necesidad de abordar un taxi. Y bien se podría decir que si en cierta forma el servicio de UBER es más barato, aun así hay muchas personas que no le entienden a eso de tener la aplicación del servicio de UBER, y no nada más adultos mayores en plenitud, sino de todas las edades por aquello de que sin importar la edad, la tecnología ya las rebasó.

Ya se ha hecho cotidiano que cada año cuando se instala la Feria de Nayarit, se comienza a oír hablar sobre los abusos de los taxistas, aunque algunos de ellos tienen cierta parte de razón en cuanto a los cobros supuestamente exagerados que hacen; pero también el mal servicio que prestan algunos otros porque al estar esperando pasaje en las inmediaciones de la tradicional Feria nayarita, muchos taxista niegan el servicio a gente que requiere que la transporten a colonias alejadas del lugar de la Feria, solamente quieren hacer cortes en las cercanías o máximo al centro de la ciudad y su entorno, pero si alguien le dice que va a la colonia Ojo de Agua, a Las Brisas o a la zona de La Cantera y los asentamientos humanos de sus alrededores, muchos taxistas ponen cualquier tipo de pretexto para no prestar sus servicios.

Platicando con algunos taxistas ocasionales al respecto, la mayoría alega que así no les sale, a menos que el cliente acepte el cobro que se le pida, pero la mayoría de los usuarios ponen el grito en el cielo cuando se les dice que de la Feria a Vistas de la Cantera serían $70.00 pesos mínimo y no aceptan, quieren pagar los mentados $40.00 pesos por viaje, y  pues así no, según algunos taxistas, porque hay algunos que a veces el cobro queda en $50.00 por aquello de que peor es nada.

Y a propósito de los cobros, oficialmente no se han modificado las tarifas desde que el cobro en el primer cuadro de la ciudad era de $25.00 pesos, y se obligó a todos los taxis a portar en un lugar visible una calcomanía con los diversos precios que se mostraban en colores de acuerdo a las zonas y según el cobro requerido.

Obvio que al principio cuando se estableció aquella tarifa, todos los taxis mostraban esa calcomanía por lo regular en el interior del parabrisas del lado del copiloto; sin embargo, cuando acabó la euforia los mismos taxista desprendieron la calcomanía para comenzar a cobrar de acuerdo a la oferta y la demanda, cosa que siempre ha dado mejor resultado que cualquier tarifa, pues para la mayoría de taxistas como usuarios, es más cómodo preguntar antes de abordar un taxi que cuánto cobra por el servicio. Porque hay gente que señala que sería mejor que instalaran taxímetros; pero esto no da el resultado esperado. En Guadalajara, Jalisco es obligatorio, pero se sigue usando el tradicional “cuánto me cobras de aquí a tal lado”; y esto por aquello de la posible alteración de los taxímetros.

Sea pues. Vale.

Compartir

Comentarios

Comentarios

Buscar nota por fecha

marzo 2020
L M X J V S D
« Feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031