Con precaución -Tarea titánica erradicar la corrupción.

CON PRECAUCIÓN

Por Sergio Mejía Cano

Tarea titánica erradicar la corrupción

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no deja de estar machacando constantemente que ahora la corrupción está considerada como un delito grave y sin derecho a fianza; sin embargo, al parecer a mucha gente pareciera ser esto más de lo mismo, como un discurso por tener algo que decir, ya que existen muchas prácticas que se podrían considerar dentro del ramo de la corrupción y que tal vez se seguirán haciendo.

El mismo expresidente Enrique Peña Nieto señaló alguna vez estando aún en funciones que la corrupción es algo que llevamos los mexicanos muy arraigado, palabras más, palabras menos; .pero dio a entender que era algo ya muy común entre la población y muy difícil de erradicar.

Hoy en día hay personas treintañeras que ven de lo más común que se lleve a cabo un acto de corrupción considerándolo de lo más normal. Como muchos integrantes de las nuevas generaciones con aproximadamente 20 años de edad cuyos familiares mayores se han dedicado durante estos 20 años a detener trenes en marcha para asaltarlos, saquearlos y hasta ordeñarlos de sus mercancías; y como los descendientes de estas personas crecieron en ese contexto, pues consideran de lo más normal hacer lo que hacen sus mayores y ahora que se ha querido poner un alto al robo de la mercancía que acarrean los trenes por diversos puntos del país, especialmente en las inmediaciones de los estados de Guanajuato, Puebla, Oaxaca y más al sur del país, cuando llegan las autoridades hasta se indignan muchos de estos jóvenes y también sus ancestros porque no se les permite que hagan lo que han llevado a cabo durante muchos años sin que nadie les pusiera un alto; y si alguien trataba de detenerlos, probablemente ahí entraba un acto de corrupción. ¿Y por qué se violentan estos jóvenes? Pues porque no comprenden o no logran entender el porqué ahora no se les permite hacer lo que hicieron libremente durante tanto tiempo.

Y en sí que esto de querer acabar con la corrupción podría ser una tarea titánica, y si bien tal vez no se quite de tajo, al menos algo se debe de hacer, porque por poco que se haga podrían comenzar a aparecer algunas puntas de madejas de las que todo mundo habla pero que nadie ha visto o no se quieren ver por lo peligroso que pudiera ser al señalar algún tipo de corruptela; aunque esto lo veamos cotidianamente, ya que el simple hecho de dar mordida a un agente vial ya es en sí un acto de corrupción, y posiblemente no haya una medición o grado tal y como se le pudiera considerar, porque obviamente que no se podría comparar una dádiva a un policía con el estímulo que se le pudiera dar a un agente aduanal o un moche de parte de un constructor a determinado funcionario para ser favorecido en algún tipo de obra pública. O como por ejemplo que se investigara a fondo el porqué ahora hay varias universidades públicas en la mayor parte de las entidades del país sin fondos económicos para satisfacer sus propias necesidades o que se llegara a saber por qué el SIAPA Tepic llegó a incrementar ese tremendo adeudo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Así que se podría decir que también hay niveles, como en todas partes.

Se dice que cierta vez algún extranjero afirmó que en México, en donde se pusiera el dedo brotaría pus, y posiblemente no haya estado muy errado este extranjero, ya que en muchos aspectos se podría decir que hay cierto tipo de corrupción; sin embargo, ¿a qué tipo de corrupción se habrá referido AMLO, únicamente a la que tenga que ver con los funcionarios y servidores públicos o también la que haya entre ciudadano y ciudadano? Porque también es común que algún ciudadano recurra a otro para que le arregle uno o varios asuntos por aquello de evitarse cualquier tipo de papeleo o tener que estar recurriendo a varios mostradores, etcétera.

Lo malo es que a nivel internacional nuestro país está considerado como un país lleno de corrupción en muchos aspectos; pero obviamente que esto no es nada nuevo, ya que se dice que en los años 50 del siglo pasado, al entonces líder chino Mao Zedong dijo que si a los mexicanos se les diera a administrar la arena del desierto del Sahara, este desaparecería en poco tiempo. Desde luego que nada más se le atribuye la frase, pero que la haya dicho, pues quién sabe. Sin embargo, al parecer no andaba muy errado en caso de que la haya pronunciado dicha frase, porque así se diga que nuestro país tiene forma del cuerno de la abundancia, al parecer ya casi se agota su contenido, aunque tal vez queda algo.

Sea pues. Vale.

Compartir

Comentarios

Comentarios

Buscar nota por fecha

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031