Con precaución – Reformas constitucionales en perjuicio de la Soberanía Nacional.

CON PRECAUCIÓN

Por Sergio Mejía Cano

Reformas constitucionales en perjuicio de la Soberanía Nacional

 

El día de ayer, apareció en el portal de internet de La Jornada, una caricatura de Helguera, en donde aparece un juez que simboliza a Gómez Fierro, diciendo: “De una vez vamos a amparar a las transnacionales afectadas por la expropiación de 1938”.

Y esto quizás, debido a que dos jueces federales, Rodrigo de la Peza López Figueroa y Juan Pablo Gómez Fierro, concedieron nuevas suspensiones contra la Ley de Hidrocarburos, que se deberá regresar a las medidas incluidas en la Reforma Energética de 2014, que obliga a Petróleos Mexicanos (Pemex), a vender sus hidrocarburos a empresas privadas, quienes a su vez las revenden al consumidor final.

Y desde luego que la caricatura en mención dice mucho, pues tal vez para estos jueces la expropiación petrolera fue un error bárbaro cometido por el Tata don Lázaro Cárdenas del Río, pues dichos jueces defienden más a la Iniciativa Privada (IP) que a la Nación. Y esto no es romanticismo puro, sino que si se enfoca de bien a bien, los jueces al darle preferencia a la IP perjudican a Pemex y por ende a la Nación entera.

Está documentado que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se ha reformado 741 veces, y ahora con este desaguisado de la Ley Energética de 2014 que tanto defienden estos jueces federales, queda claro que muchas de las reformas a nuestra Carta Magna, si no es que todas las modificaciones, han sido no para que nuestro país avance soberanamente, sino para dejar entrar a capitales extranjeros a volver adueñarse de lo que alguna vez se dijo que eran áreas estratégicas del país, como los ferrocarriles, las minas, Pemex precisamente, la electricidad, comunicaciones, ingenios y todo lo que ha sido privatizado nuevamente después de alguna vez haberse expropiado y nacionalizado.

No por nada, los artículos más significativos que se han reformado de nuestra Constitución Política son el 25, 27 y 28, esto con el fin de que la IP tanto de capital nacional y principalmente extranjero ya tengan propiedad sobre lo que la Carta Magna marcaba como de la Nación, de los mexicanos en general y no nada más de unos cuantos. He ahí también las playas que, por dichas reformas constitucionales, ahora se dice que tienen dueño y en algunos casos no mexicano, sino extranjero.

Nuestra Carta Magna tiene tantos remiendos que en cierta forma tuvo razón el panista antes priista Juan José Rodríguez Prats, cuando señaló tajantemente que nuestra Constitución se había convertido en un bodrio, que en sí, era letra muerta que nada nos decía ya.

Lo que sí queda claro, es que no nada más ha sido modificada sustancialmente la Constitución, sino también las leyes que de ella emanan, como en el Sector Salud, de Educación y desde luego Laboral; reformas todas en perjuicio de la población y beneficio para la clase patronal y la oligarquía del país, pues en cuanto al Sector Salud, las nuevas generaciones, quedaron prácticamente desamparadas en cuanto a llegar a contar con una pensión al llegar a su vejez, pues si bien en el IMSS, antes se requerían 500 semanas de cotización para poder ser pensionados, sin embargo, se modificó sin piedad esa cantidad de semanas a 1250; y si bien hoy en día se ha documentado que serán únicamente 750 semanas de cotización ante el IMMS para acceder a la pensión, de todos modos será muy difícil para estas nuevas generaciones lograr este cometido, debido a que ya la mayoría de los trabajos no son seguros ni para siempre, es decir, hoy en día ya es muy raro que una persona permanezca en un trabajo desde que inicia su vida laboral hasta su jubilación y pensión. Y si a esto se le agregan los chanchullos de algunos patrones que dan de baja constantemente a sus trabajadores sin avisarles o que no los aseguran, pues a muchos trabajadores les será muy difícil llegar a cotizar esas “benévolas” 750 semanas.

Así que regresando a la Ley Energética y de Hidrocarburos cuya reforma en bien del país detuvieron unos jueces que protegen más a la IP que a la Nación, nuestro país sigue perdiendo soberanía, pues si no se protege la energía, México pasará a ser un sumiso país al mande usted del capital privado.

Ha sido fehaciente lo que ha pasado con la energía eléctrica, y desde luego con el petróleo; ya no se diga con los ferrocarriles que en sí, aquella nacionalización de 1937 lograda por don Lázaro Cárdenas ha quedado en entredicho, lo mismo la nacionalización de la electricidad en 1960 lograda por don Adolfo López Mateos; hechos que tal vez considera un agravio la oligarquía.

Sea pues. Vale.

Compartir

Comentarios

Comentarios

Buscar nota por fecha

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31