Con precaución – Lo mejor será esperar cómodamente la resolución del juez.

CON PRECAUCIÓN

Por Sergio Mejía Cano

Lo mejor será esperar cómodamente la resolución del juez

 

Como reguero de pólvora se corrió la noticia de que el exgobernador de Nayarit, Roberto N, podría enfrentar su proceso en libertad, debido a un amparo que se resolverá hasta el próximo 29 de julio. Así que todavía está en veremos esta situación; sin embargo, algunos camaradas con los que trató este asunto, se sienten indignados si es que el exgobernador sale en libertad.

Obviamente que todo esto está en manos de la justicia; aunque muchos ciudadanos no alcanzan a discernir cómo es posible que ante tantas acusaciones, incluso, se dice que hasta de los Estados Unidos de Norteamérica (EUN), pueda salir en libertad a enfrentar su proceso. Pero queda claro que esto lo tendrá que resolver un juez; aunque ahora ya se ha hecho tendencia otra noticia en contra de Roberto N y su exfiscal Edgar Veytia, preso ya en los EUN, noticia que pesa posiblemente porque se les acusa a ambos del delito de “lesa humanidad”, por lo que esto podría incidir o repercutir en las otras acusaciones y así no se le otorgue el amparo deseado.

Y respecto a esto, hay quien señala que sí podría huir el exgobernador, aunque esto sería poco probable porque entonces sí que se pondría más en evidencia el exgobernador nayarita. Y si bien ni jabón podría ocupar para lo limpio y anteponiendo la presunción de inocencia, con todo lo que se ha documentado respecto a las  denuncias en su contra, los testigos y posibles afectados que reclaman despojos de terrenos y desaparición de familiares, la mayoría de los nayaritas ya se han formado una idea con el actuar del ahora acusado, en donde esa idea pesa más en que sí podría ser responsable de la mayoría de todo lo que se le achaca, aunque como quedó dicho, lo que diga o piense la ciudadanía que lo cree culpable de todo, se topa con la decisión del juez o jueces  que lleven su caso, por lo que será lo que ellos, los jueces, determinen, será lo que prevalezca así nos guste a la población o no.

Un conductor de trenes, muy versado en leyes debido a tantas demandas en las que había incurrido en contra del Ferrocarril del Pacífico, nos dijo a otros ferroviarios antes de entrar a la oficina de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, por una demanda laboral, que era muy probable que el juez nos preguntara si nosotros creíamos si teníamos la razón de todo lo expuesto en la demanda, y nos recomendó que no afirmáramos que teníamos la razón, que le dijéramos al juez que eso lo tendría que resolver él, que la exposición de motivos para la demanda ya estaban asentados en la misma, y que solamente esperaríamos su decisión.

Esto viene a colación, porque muchos de nosotros somos muy dados a prejuzgar, juzgar y dictar sentencia debido a nuestras propias convicciones y sentimientos; sin embargo, la decisión final corresponde precisamente a un juez, cuando de procesos civiles o penales se trata. Así que con el asunto del exgobernador de Nayarit, lo mejor es esperar que la sentencia la dicte un juez, aunque la mayoría de los nayaritas ya hayamos juzgado y sentenciado, algo que por supuesto que pesa, pero nada más moralmente; y si bien lo moral podría no afectar para nada a Roberto N, al menos ya la mancha y quemada no se la quita ni con el mejor jabón que, según el mismo exgobernador no ocuparía jamás.

Ahora bien: ¿en qué nos podría afectar si Roberto N lleva su proceso en libertad o en prisión? Lo más probable es que para nada afecte a la mayoría de los nayaritas, porque lo que valdrá será lo que diga y sentencie el juez en última instancia, así que lo mejor es sentarse cómodamente y esperar el resultado de todo esto, y si bien posteriormente vendrán las apelaciones tanto de un lado como del otro, ya todo está en manos de la justicia y, si en verdad la hay, tal vez los posibles afectados puedan dormir más tranquilos.

Porque todo pinta a que no le irá nada bien al exgobernador Nayarita, debido a que en algunos medios informativos de circulación local, han anunciado que ya al menos cuatro de sus excolaboradores, podrían haber estado declarando en contra de su anterior jefe y, tal vez si se le escarba y le aprietan las tuercas a otros tantos exfuncionarios de la administración de Roberto N, se decidan a señalar otras anomalías que los obligaron a hacer y ejecutar aún en contra de sus propias convicciones, porque tenían que acatar las órdenes “del señor”.

Así que no tenemos por qué estar preocupados por lo que pase o pueda pasar, pues no está en nuestras manos como ciudadanos, condenar oficialmente, aunque sí moralmente.

Sea pues. Vale.

Compartir

Comentarios

Comentarios

Buscar nota por fecha

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031