Con precaución – Bandazos sin ton ni son de la señora Olga Sánchez Cordero.

CON PRECAUCIÓN

Por Sergio Mejía Cano

Bandazos sin ton ni son de la señora Olga Sánchez Cordero

 

Si bien la señora Olga Sánchez Cordero, actual Secretaria de Gobernación, no ha sido santo de mi devoción, ahora con su participación estas dos últimas semanas en las conferencias matutinas, en donde sustituyó al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se ha reafirmado aún más mi desconfianza hacia esta señora que al parecer, sigue envuelta en su burbuja de cristal, debido a los bandazos incongruentes que ha dado a diversas preguntas, de diferentes medios, en cuestión de justicia.

La periodista y escritora Lidia Cacho, ha dicho a través de diferentes medios de comunicación e incluso citada en las redes sociales, de que la señora Olga Sánchez Cordero la traicionó, no nada más a ella, sino a otras varias personas en busca de justicia.

Así que por lo mismo, cuando alguien le cuestionó a la Secretaria de Gobernación lo dicho por Lidia Cacho, respondió como casi siempre lo hace habitualmente o tal vez tratando de emular a AMLO saliéndose por la tangente sin responder directamente, ya que antepuso al caso de la escritora Cacho, el problema de la matanza de campesinos que hubo en Aguas Blancas, y que no era cierto lo que se decía referente a que a última hora había cambiado su voto para que no se le molestara al ahora exgobernador de Puebla, Mario Marín; pero además, minimizó el que Lidia Cacho haya sido aprehendida en Cancún, Quintana Roo, y llevada a Puebla por carretera en un viaje de más de 17 horas, negando la señora exministra, que Lidia Cacho haya sido encarcelada a su llegada a Puebla, porque pagó una fianza que la liberó de inmediato, recalcando que no había pisado la cárcel en ningún momento.

Sin embargo, la misma escritora la desmiente, así como el periodista Edmundo Velázquez, del Periódico Central, en el portal de you tuve, “La Octava”, quien afirma que Lidia Cacho rindió su declaración detrás de la barandilla, en donde solamente quienes están presos lo hacen; que quizás la señora Cacho no haya entrado en sí al reclusorio ni al patio de la cárcel; pero sí estuvo dentro de las instalaciones en calidad de presa. Así que doña Olga Sánchez Cordero podría no haber estado enterada de esto, porque es una de las respuestas más comunes a la mayoría de los cuestionamientos que se le hacen a la secretaria de Gobernación: no está enterada de determinado asunto o que no sabe si haya alguna acusación de equis asunto.

Y cuando la llamada youtuber, Juncal Solano, le refirió a la señora Olga Sánchez Cordero sobre acusaciones que había publicado el portal de internet “El Soberano” en contra de la senadora Lily Téllez, respecto a posible lavado de dinero y otras anomalías en el estado de Sonora, la secretaria de Gobernación, le dijo a Juncal Solano que “tú estás haciendo una manifestación grave sobre algunos hechos que como todo y siempre he dicho, hay presunción de inocencia…”, remachando también como siempre, que no tiene conocimiento de que “efectivamente exista una denuncia formal ante las instancias de procuración de justicia…”. Es decir, la exministra dio por hecho de que las acusaciones las estaba planteando Juncal Solano, sin tomar en cuenta que ella, Solano, estaba señalando lo que había publicado el portal de El Soberano, y que si se iba a hacer una investigación al respecto; es decir, doña Olga le echó la bolita a Juncal Solano como si fuera la que está haciendo esas acusaciones.

Esta actitud de la señora Sánchez Cordero, de culpar al mensajero, me trajo a la memoria, cuando el que fuera secretario de Salud del estado de Nayarit, se fuera con todo, ya siendo diputado local, en contra de la periodista nayarita Arcelia García Ortega, por el simple hecho de haber transcrito las declaraciones de la entonces diputada federal Ivideliza Reyes Hernández, en contra de Omar Reynoso, respecto al no haber podido comprobar sobre unos recursos cuando fungió como Secretario de Salud. Y como la señora Arcelia García Ortega y al parecer otros periodistas habían vertido las declaraciones de la señora Ivideliza Reyes, de ahí la tomó el señor Omar Reynoso en contra de la periodista, amagando con demandarla, tal y como si la periodista fuera la autora de las acusaciones y no la entonces diputada federal Reyes Hernández.

Así que ahora actuó en forma similar la secretaria de Gobernación Sánchez Cordero, al decirle a Juncal Solano que la manifestación que estaba haciendo era grave; algo muy similar a lo pensado por Reynoso Gallegos, al señalar al mensajero como culpable de lo que otras personas informan, dicen o señalan.

Sea pues. Vale.

Compartir

Comentarios

Comentarios

Buscar nota por fecha

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031