Con precaución – A ver si alguien ya puso sus barbas a remojar.

CON PRECAUCIÓN

Por Sergio Mejía Cano

A ver si alguien ya puso sus barbas a remojar

 

El viejo y conocido dicho que reza “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, por lo regular resulta ser una clara advertencia para ciertas personas. Así que ahora con la detención del exgobernador del estado de Puebla, Mario Marín Torres, conocido en el bajo mundo de la política mexicana como “el góber precioso”, podría ser un claro aviso para otros gobernadores sobre los que pesan serias acusaciones y que por el momento no han sido aprehendidos. Tal podría ser el caso del exgobernador nayarita Roberto Sandoval Castañeda.

Se dice, y se dice bien, que la justicia tarda pero llega, porque si por el momento la detención del señor Mario Marín se tardó varios años en cumplirse, ahora ya está preso, y si la acusación que pesa sobre él es por el momento de tortura a la periodista y escritora Lidia Cacho, si se llegara al fondo del asunto, tal vez le podrían salir más pollitos gordos por ahí, debido a lo que se publicó en su momento por su relación con personajes de origen libanés, empresarios poblanos de la industria textil, y más por una llamada telefónica entre el empresario Kamel Nacif, de donde salió precisamente el mote de góber precioso y “eres mi héroe papá”; y desde luego, por aquella grabación de una llamada telefónica entre el entonces legislador Emilio Gamboa Patrón. Pero sobre todo por el contenido de la plática telefónica, en donde Gamboa Patrón le dice a Marín Torres que no se preocupe, que determinada iniciativa de ley sobre juegos de apuesta y del mismo hipódromo no pasaría.

En el momento álgido del suceso con la periodista Lidia Cacho, se documentó que, posiblemente el góber precioso también estuviera involucrado con asuntos de la pederastia, debido a que Kamel Nacif y su paisano Jean Succar Kuir, acusado y procesado precisamente de pederasta, ya habían sido acusados en otras ocasiones; pero que no se habían hecho las investigaciones correspondientes, precisamente debido a las relaciones con varios políticos mexicanos, como el caso del mismo Mario Marín, así como Emilio Gamboa Patrón, de quien se llegó a decir, que obedecía ciegamente las órdenes dictadas por Kamel Nacif, en caso de que alguna iniciativa de ley lo pudiera perjudicar en lo que fuera, así fuera tener que pagar impuestos como los demás mexicanos.

El fondo de todo este asunto tiene que ver con el libro escrito por Lidia Cacho “Los demonios del Edén”, en donde da pelos y señales respecto a la pederastia en donde involucra precisamente a los empresarios de origen libanés, quienes por su relación de amistad con el entonces gobernador de Puebla, Mario Marín, se lleva a cabo la detención en Cancún, Quintana Roo, de la periodista y escritora, quien después acusaría tanto a los empresarios poblanos como al gobernador Mario Marín, por esa detención en donde señala, recibió tortura psicológica y amenazas de violación tumultuaria.

Pero en todo caso, he ahí el libro de Lidia Cacho que fue por lo que se desprendió todo esto; por lo que si la escritora denunció en su libro la pederastia en Puebla, que involucraba a los de origen libanés y hasta el mismo góber precioso, pues debió haberlo escrito sobre las bases contundentes de lo que escribió, así que de ahí el enojo tanto de los libaneses como del mismo Mario Marín, quien mandó ponerle un “coscorrón” a la escritora, llamándola además delincuente.

Así que al parecer, no la tiene nada fácil el exgobernador Mario Marín, porque es de suponer que la escritora Lidia Cacho tendrá que reafirmar su acusación y desde luego, mostrar que lo escrito en su libro tiene bases sólidas y contundentes, por lo que es probable que la detención de Marín Torres no quede todo en la pura acusación de tortura y detención arbitraria de Lidia Cacho, llevada a cabo precisamente en Cancún, Quintana Roo, sino que el asunto vaya más allá en cuanto se investigue y se sepa si esas “botellas de coñac”, que le prometió Kamel Nacif al góber precioso eran de vidrio o de carne y hueso y con poco tiempo de añejamiento, es decir, con poca edad esas supuestas botellas.

Porque en su momento, se llegó a rumorar entre la opinión pública que el decir botellas de coñac, era un símbolo o un código entre los involucrados para dar a entender que eran en realidad unas muchachas las que Nacif le haría llegar a Mario Marín a la Casa Puebla o Casa Aguayo.

Así que todo indica que la cosa va en serio, por lo que algunos personajes de la política nayarita tendrían que poner a remojar sus barbas ya, aunque sean lampiños.

Sea pues. Vale.

Compartir

Comentarios

Comentarios

Buscar nota por fecha

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031